Cerebro humano y cerebro robótico: ¿cómo pueden entenderse entre sí?

Lo cierto es que no es nada fácil. Lograr una comunicación efectiva entre un bot y una persona es un arte.

Si quieres que tu asistente virtual resuelva con éxito las consultas de tus clientes, debes diseñar con cuidado las interacciones. Y para esto, a veces los flujos podrían ser más efectivos de lo que creías.

¿Diseñar diálogos? ¿Eso es posible?

Por supuesto. Un buen diseño de la conversación es lo que distingue a un chatbot promedio de uno mega increíble.

La construcción y el contenido dependen mucho del tono con el que te comuniques. Sin embargo, tanto si incluyes chistes como si prefieres frases más serias, transmitir emociones en las respuestas del chatbot genera mayor cercanía con los clientes.

Una buena experiencia es todo lo que necesitas para que quieran seguir usando el asistente virtual (y en consecuencia, relacionándose con tu compañía).

Para lograr este objetivo, un chatbot conversacional con inteligencia artificial es la mejor opción. No sólo entienden el lenguaje natural e informal sino que también te permiten agregar flujos.


Artículo relacionado: Qué es un chatbot y las 4 aplicaciones indispensables para tu negocio


Pero, ¿qué son los flujos?

Cuando diseñas una interacción mediante flujos lo que haces es construir un árbol de decisiones para el usuario. En estos encontrarás una pregunta madre, de la que parte todo el diagrama, y diferentes nodos que se derivan de ella.

Los nodos son preguntas asociadas a una respuesta. En cada instancia del recorrido, los usuarios deben seleccionar uno de los nodos según su preferencia. Así, seguirán el hilo de la conversación que has cargado hasta llegar a la información que están buscando.

Flujos como funcionalidad, no como el centro de la conversación

Los flujos son una herramienta útil a la hora de diseñar conversaciones. Sin embargo, es importante que las interacciones no estén basadas exclusivamente en ellos.

Por ejemplo, existen chatbots que funcionan 100% con flujos. Estos ofrecen respuestas limitadas, los diálogos están basados en opciones estáticas y el usuario no tiene libertad para hacer otras preguntas por fuera de las ya preconfiguradas.

Conversación 100% con flujos

conversación 100% flujos

¿Cómo crees que se sentirá el usuario al ver que no encuentra una solución a su conflicto?

Si lo que quieres es que los clientes conversen con el bot y resuelvan sus problemas, esta clase de asistentes virtuales no cumplirá el trabajo.

Por este motivo, recuerda que los flujos y la inteligencia artificial se llevan de maravilla.

El entendimiento del lenguaje natural y un buen diseño de las conversaciones es todo lo que necesitas para ofrecer la clase de experiencias que tus clientes están buscando.

Al identificar el contexto y las intenciones detrás de las preguntas, el usuario obtendrá una respuesta más allá de las diferentes formas de redactar su consulta. Por otro lado, agregando flujos podrás orientarlos en el caso de que no esté seguro acerca de la información que necesita.

Conversación con flujos e inteligencia artificial

conversación 100% flujos

conversación 100% flujos

conversación 100% flujos

¡Los clientes sentirán que sabés más que ellos acerca de sus deseos!

Cuando los flujos son necesarios

Profundicemos un poco en el tema de los flujos. ¿Cómo pueden ayudar a tus clientes?

Los usuarios no siempre saben cómo hacer las preguntas o simplemente no están acostumbrados a buscar asistencia virtual.

Facilita su trabajo y deja que el chatbot dé el primer paso. Un amistoso mensaje de bienvenida y botones con posibles preguntas es una buena táctica. El usuario ya tendrá el camino diseñado y sólo deberá ir eligiendo la opción que prefiera.

Por otro lado, en ocasiones una conversación abierta puede desviar a los clientes de su objetivo final. Cuando necesitas que obtengan la información sin rodeos, construir un árbol de decisiones es la mejor opción.

Por ejemplo, si sabes que quieren saber cómo abrir una cuenta o pedir un préstamo, construye un flujo y llegarán a la respuesta mucho más rápido.

Así, la experiencia será mucho más satisfactoria. Ofrecerás un servicio al cliente automatizado de calidad y además, no perderás oportunidades de ventas.


Artículo relacionado: 5 razones por las que el Servicio al Cliente automatizado es el presente


La combinación ideal: conversaciones naturales y flujos

¿Nuestra recomendación?

Invertir en un chatbot inteligente que tenga lo mejor de los dos mundos: interpretación del lenguaje natural, interacciones con empatía y flujos conversacionales.

¿Estás interesado en conocer cómo funciona un asistente virtual de este tipo? ¡Accede a una prueba gratis por 14 días y descúbrelo!

Spread the love