La tecnología ha cambiado la manera en la que los estudiantes buscan y absorben información. Los millennials y la generación Z prefieren las respuestas y las soluciones instantáneas, y cambiarían de proveedor muy rápido si no están satisfechos. Para las generaciones más jóvenes, la conveniencia y el tiempo son factores muy importantes en todos los aspectos de la vida, incluso en la educación.

De hecho, un estudio reciente de BCG concluyó que los millennials se inclinan por la velocidad y la eficiencia antes que un servicio amable. Esto demuestra que usar IA y chatbots en el sector educativo es útil para optimizar el proceso de aprendizaje.

La inteligencia artificial y los chatbots son cruciales en esta revolución y están cambiando muchos aspectos del entorno educativo. A continuación, se detallan algunas maneras en las que puedes implementar la IA y los chatbots en la educación, y cómo están cambiando el sector.


Artículo relacionado: Inteligencia Artificial: ¿qué es y cómo funciona?


Acceso instantáneo a la información y al soporte

Los asistentes virtuales pueden ayudar a los estudiantes, los docentes y el personal a acceder al instante a la información que necesitan, lo que mejora su experiencia dentro de la institución.

Por ejemplo, si un estudiante está pensando en inscribirse en un curso nuevo, puede utilizar un chatbot para obtener toda la información esencial del curso, como los pasos para el proceso de admisión y los temas que se cubrirán.

Los bots conversacionales pueden responder a cuestiones como las siguientes:

  • Procesos de admisión
  • Cursos y especializaciones
  • La vida en el campus
  • Tarifas e información sobre los pagos
  • Asistencia financiera y beneficios

Algunos podrían decir que esta información también está disponible en otros canales de comunicación, pero lo cierto es que las personas no siempre cuentan con el tiempo necesario para investigar en profundidad.

La era digital actual tiene un ritmo muy vertiginoso. Para adaptarse a esta situación, las generaciones más jóvenes quieren acceder a respuestas rápidas, sin perder mucho tiempo. La IA y los chatbots atienden precisamente esa demanda.

Otra ventaja agregada de contar con un chatbot para responder preguntas es que no es necesario contratar personal encargado de esa tarea. Este recurso permite ahorrar tiempo y dinero al no tener que responder las consultas de cada estudiante.


Artículo relacionado: La educación también pasa por los chatbots


Por ejemplo, la Universidad Siglo21 aprovecha el bot de Aivo como un asistente de autoservicio para los estudiantes. El chatbot brinda respuestas al instante para una amplia gama de consultas vinculadas con el proceso de registro, las asignaturas, los cursos, los pagos y muchos temas más.

Aprendizaje personalizado

El uso de la IA y los chatbots permite personalizar toda la experiencia de aprendizaje, adaptándola a las necesidades y al ritmo de cada estudiante.

El problema de la forma tradicional de enseñanza es que se trata igual a todos los estudiantes que asisten a la misma clase o que hacen un curso en línea. Desde los modos de aprendizaje hasta la manera de evaluar el progreso, las modalidades son iguales para todos los estudiantes.

Sin embargo, dado que cada estudiante tiene diferentes habilidades, capacidades y aptitudes, es algo injusto ofrecerles el mismo trato. La IA resuelve este problema personalizando la interacción con cada estudiante para que tenga la mejor experiencia de aprendizaje.

Imagínate una solución que pueda responder automáticamente las preguntas de los estudiantes según su historial académico y su información personal. ¿No haría que el aprendizaje fuera más eficaz?

Los chatbots pueden entender la intención detrás de la interacción conversando con los estudiantes mediante sus canales preferidos.

En resumen, la IA y los chatbots pueden mejorar todo el proceso de aprendizaje al personalizarlo según las necesidades de cada estudiante. A su vez, esto lo hace más eficaz y brinda una mejor experiencia.

Atraer a los estudiantes

Ir a la universidad, asistir a clases y estudiar suelen considerarse tareas aburridas y rutinarias. A menudo, los estudiantes las hacen solo por obligación, pero implementar una plataforma interactiva de IA y chatbots puede hacerlas más divertidas y atractivas.

El uso de una plataforma interactiva en la que puedas preguntar y obtener enfoques diferentes para entender algo puede hacer que la experiencia sea más interesante.

Imagina estar leyendo sobre un tema que te resulta difícil. Entonces, miras un video que te ayuda a comprender mejor los conceptos. Esto lleva la educación a otro nivel y la convierte en una experiencia verdaderamente atractiva para los estudiantes.

Otro uso de los chatbots en el sector educativo es que pueden servir como una plataforma de comunicación entre los estudiantes y los docentes. Los estudiantes, así como cualquier otra persona en la era digital, pasan mucho tiempo en las redes sociales o las aplicaciones de mensajería desde sus teléfonos.

Usar esa tecnología para publicar los horarios de las clases, los exámenes y demás información es una manera efectiva de mantener a los estudiantes entusiasmados. También pueden hacer preguntas y participar en debates con otros estudiantes, lo que aumenta la posibilidad de que se sientan atraídos por los temas y las asignaturas.

Calificaciones y evaluaciones

Si le preguntas a un docente cuál es la parte más tediosa de su trabajo, casi seguramente dirá que calificar a los estudiantes. Revisar cientos de exámenes demanda mucho tiempo y esfuerzo.

La IA puede ser un gran aliado porque analiza las preguntas objetivas y califica los exámenes mucho más rápido que un ser humano.

Esto permite que el docente tenga más tiempo para evaluar las respuestas subjetivas, por ejemplo, las redacciones. En otras palabras, podría evaluar de forma más justa a los estudiantes porque podría dedicar más tiempo a cada examen.

Esto es una prueba de los beneficios de la IA. En el futuro, la IA y el aprendizaje automático incluso podrían evolucionar hasta el punto de ser capaces de calificar las respuestas subjetivas.

Conclusión

Existen muchas posibles aplicaciones para la IA y los chatbots en el sector educativo, incluidas, entre otras, las que se mencionan en esta publicación. No obstante, estas son solo algunas de las formas en que los chatbots están cambiando la educación.

Si quieres optimizar la experiencia de aprendizaje de tus estudiantes y brindar mejor soporte, los chatbots son una solución perfecta. Prueba el asistente virtual de Aivo para descubrir todo el potencial de la IA y los chatbots en la educación.